Salud de A-Z

Los impensados beneficios que trae la operación de lolas

InicioVida saludableMujeres 20 a 40 añosLos beneficios que trae una aumentación mamaria
Un estudio analizó el comportamiento de mujeres entre 21 y 57 años que se habían sometido a una cirugía para aumentar su busto- Como consecuencia del fortalecimiento de la autoestima, la mayoría mejoró su función sexual y deseo

 

Operarse para tener más volumen en los pechos mejora la autoestima y la sexualidad de las mujeres, según reveló un trabajo elaborado en los Estados Unidos.

El medio Diario Hoy publicó que "muchas personas, incluidos los profesionales sanitarios, tienen ideas negativas preconcebidas acerca de aquellos que eligen someterse a cirugía estética, sin llegar a entender completamente los beneficios que se derivan de estos procedimientos", opinó Cynthia Figueroa-Haas, profesora de la escuela de enfermería de la Universidad de Florida y autora del trabajo que publica un portal español.

Figueroa-Haas evaluó la autoestima y sexualidad de 84 mujeres entre 21 y 57 años que habían decidido aumentar sus pechos, pese a que ninguna de ellas padecía algún problema médico que las obligara a someterse a la cirugía.

La Escala de Autoestima de Rosenberg y el Índice de Función Sexual Femenina fueron los parámetros utilizados para realizar las mediciones, que se efectuaron antes de la operación y tres meses después.

Así, concluyeron que tener más pecho mejoró tanto la autoestima como la sexualidad de estas mujeres: la puntuación media sobre valoración individual pasó de 20,7 a 24,9 en la escala de 30 puntos de Rosenberg, mientras que la función sexual ganó más de cuatro enteros (de 27,2 a 31,4) en el índice.

En tanto, el deseo aumentó un 78,6% respecto de los valores iniciales, la excitación un 81% y la satisfacción un 57%.

Pese a los resultados positivos, la autora del artículo destacó que "la cirugía plástica no debe ser vista como la respuesta a todos estos problemas".

"Habrá pacientes que jamás estén satisfechas con sus cuerpos, sin importar la cirugía a la que se sometan o los sentimientos que tengan de que sus vidas cambiarán tras una operación", apuntó, al tiempo que diferenció que "sólo en aquéllas que buscan mejoras físicas concretas, la cirugía estética puede ser una experiencia positiva".

Figueroa-Haas sugirió que los cirujanos plásticos deben prestar atención a las pacientes que creen que la cirugía es el medio para acabar con la baja autoestima y la insatisfacción sexual.