Salud de A-Z

Selenio

InicioTratamientosMineralesSelenio

 

La distribución de selenio en los suelos del mundo no es constante, existen zonas donde se encuentra en baja concentración y otras en las que su abundancia crea problemas de toxicidad.

En el primer caso su deficiencia causa dos enfermedades endémicas en extensas zonas de China: la de Keshan, cardio miopatía que afecta fundamentalmente a niños y mujeres, y la de Kashin- Beck, ósteo artritis de alta prevalencia en adolescentes.

En zonas de abundancia, como Venezuela, su exceso causa la selenosis, caracterizada por fatiga, caída del cabello, olor gárlico del aliento y elevada prevalencia de caries.

Una adecuada ingesta ayuda a conservar los tejidos jóvenes, alivia bochornos y malestares causados por la menopausia. Trabaja junto con la vitamina E como anti-oxidante. Los expertos aseguran que el selenio y la vitamina E, ayudan a reducir las probabilidades de ataque al corazón, resequedad del cuero cabelludo y caspa.

Previene la descomposición de grasas y otras sustancias químicas del cuerpo. Los efectos producidos por la deficiencia es la anemia.

Son necesarios de 55 a 75 microgramos al día, que se encuentran principalmente en mariscos, riñones, higado, carne, aves, cereales.