Salud de A-Z

Magnesio

InicioTratamientosMineralesMagnesio

 

Hay 25 gr. de magnesio en el adulto. La tasa aumenta con la altitud.
El magnesio se encuentra fundamentalmente combinado con el calcio y con el fósforo en las sales complejas de los huesos (70 %).
El resto está distribuido en plasma (1,4-2,5 mg/ml), fundamentalmente en glóbulos rojos. Alrededor del 80% está ionizado y es difusible. El resto va ligado a proteínas séricas.

  • Los músculos contienen más magnesio que calcio, al revés que la sangre.
  • En las células, su concentración es de 15 mEq/l (miliequivalentes por litro).
  • El nivel de Mg en el líquido cefalorraquídeo es más alto que en el suero.
  • Solo un 45% del magnesio ingerido es absorbido, el 55% restante es excretado en las heces. Se absorbe en el intestino delgado y, en cierta proporción, en el estómago.
  • Los factores que inhiben la absorción del calcio también perturban la del magnesio: fosfato, calcio, álcalis, exceso de grasa.
  • La hormona paratiroidea incrementa la absorción de magnesio por el intestino.
  • No se acumula en el organismo.
  • La excreción se efectúa por riñones, hígado -vesícula biliar-, páncreas y tracto gastrointestinal.
  • La excreción por la orina es relativamente baja ya que el riñón conserva eficientemente el magnesio. La aldosterona aumenta la permeabilidad renal para el magnesio, al igual que lo hace con el potasio, para conservar el sodio.
  • En condiciones normales, entre 60 y 120 mg. de magnesio se excretan por día con la orina.
Varios factores regulan la excreción normal de magnesio
  • las glándulas suprarrenales
  • los paratiroides
  • la hipófisis
  • el equilibrio ácido base
  • Con la edad, el contenido en magnesio del organismo tiende a disminuir, especialmente en los testículos y en el cerebro.

Fisiología
  • Interviene en el metabolismo de los carbohidratos. Activa enzimas del proceso glicolítico, para oxidar la glucosa (fosforilación exidativa). Activa otras muchas enzimas como fosfatasa alcalina, hexoquinasa, fructoquinasa, creatinina, fosforilasas, difosfopiridina y fosfoglucomutasa.
  • Interviene en el metabolismo de las proteínas como coenzima de la síntesis que tiene lugar en los ribosomas celulares.
  • También toma parte en la transferencia de grupos de metilo (transmetilación) y en la activación de formiato. Es cofactor en las reacciones de des carboxilación.
  • El magnesio disminuye la excitabilidad del sistema nervioso central. Participa con el fósforo en la reconstrucción de la sustancia nerviosa y en su metabolismo. Las acciones específicas del magnesio consisten en inhibir la liberación de acetilcolina y contrarrestar el efecto oxidante de los iones de potasio a nivel de la placa motriz.
  • El magnesio es el segundo catión del medio intracelular, tiene una participación fundamental en la actividad electrolítica de las células, en el equilibrio ácido-base y en los fenómenos de oxidorreducción. Juega un papel fundamental en la respiración celular y en los intercambios celulares.
  • El magnesio es esencialmente un catalizador intracelular de fosfatasas y fosforilasas e interviene en la catálisis del ATP.
  • Tiene acción estimuladora sobre el peristaltismo intestinal.
  • Desodoriza las heces.
  • Regula la osificación y el equilibrio fosfocálcico. Es esencial para que el calcio se fije donde debe y no se deposite en forma de cálculos. Regula el nivel de calcio por acción indirecta sobre la paratiroides. Disminuye la solubilidad del fosfato cálcico y aumenta la solubilidad del carbonato cálcico.
  • Es un antiséptico interno y externo.
  • Posee acción antiinflamatoria y antiinfecciosa. Estimula la fagocitosis y es indispensable para la acción de los anticuerpos.
  • Su acción antiinflamatoria ha sido extensamente investigada por Delbet en experimentación animal. Se puede decir que aumenta en general las reacciones defensivas del organismo contra las agresiones infecciosas.
  • Mejora la resistencia ante el stress, frío, traumatismos, intervenciones quirúrgicas. Mejora el funcionamiento psíquico y la resistencia a la fatiga. La hiperemotividad, la ansiedad y el insomnio producen una descarga del magnesio intracelular.
  • Reequilibra el psiquismo y el sistema vegetativo.
  • Tiene acción vagolítica.
  • Disminuye la alcalinidad de la sangre y acidifica la orina.
  • Aumenta la resistencia a la avitaminosis C.
  • Para que el magnesio penetre en las células es indispensable que exista piridoxina o vitamina B6.
  • Posee importancia fisiopatológica en la acidosis diabética.
  • Es importante para una normal excitabilidad musular, al igual que el calcio. Estimula la contractilidad de la fibra muscular lisa.
  • Tiene una acción sobre el sistema circulatorio reequilibrante y protectora contra los infartos. Estimula la contractilidad cardiaca. In vitro, retarda la coagulación de la sangre.
  • Es un factor de crecimiento y un regenerador tiular que influye sobre el anabolismo.
  • Aumenta la secreción biliar, tiene acción colagoga y colerética.
  • Es un drenador hepático.
  • Está presente en los jugos pancreáticos e intestinales.
  • Participa en procesos de anafilaxia.
  • Aumenta la resistencia de las uñas.
A nivel psíquico, el aporte de magnesio produce una cierta euforia, optimismo y calma, con sensación de tener más energía. Aumenta la actividad genésica y la libido. El magnesio juega un papel decisivo en las reacciones que producen proteínas específicas, a partir del código genético. El magnesio contribuye a la estabilización de la doble hélice de ADN, neutralizando las cargas de los grupos fosfato de los nucleótidos que tienen tendencia a separarse.

Necesidades
Se recomiendan 350 mg/día para el hombre, 300 mg/día para la mujer, y 150 mg/día para los niños pequeños.
Durante el embarazo o la lactancia la necesidad diaria se estima en 400 miligramos.
Una dieta normal contiene de 200 a 400 mg/día, de los cuales la mayor parte no son absorbidos y aparecen en las heces.

Dónde se encuentra?
Dátil, remolacha, espinacas, trigo, avena, patata, zanahoria, almendras, nueces, avellanas, maíz, cebada, castañas, judía verde, arroz, cerezas, naranja, pera, melocotón, albaricoque, polen.

Carencia
Numerosos autores han denunciado desde principios de siglo los efectos nefastos de una dieta pobre en magnesio. El papel de la forma de cultivo y en especial la influencia de los abonos químicos en el déficit de magnesio en suelos-plantas-animales-hombre es decisivo.

El déficit de magnesio se manifiesta por numerosas alteraciones aquí resumidas:
  • Alteración de los niveles de potasio y calcio
  • espasmofilia
  • bloqueo de la paratiroides (agrava do si se absorbe vitamina D y calcioterapia)
  • tetania
  • espasmos
  • temblor
  • convulsiones, irritabilidad neuromuscular
  • trastornos simpáticos, accidentes cardiovasculares
  • trombosis
  • terreno favorable al cáncer
  • astenia
  • depresión
  • alteración en el E.C.G. (similar al déficit de potasio)
  • agitación
  • confusión
  • irritabilidad
  • inquietud
  • vértigos
  • respuestas excesivamente bruscas (hiperreflexia)
  • desorientación
  • labilidad emocional
  • hiporreflexia en ocasiones
  • arritmia
  • paro cardíaco
  • fasciculaciones musculares
  • movimientos coreiformes
  • signos positivos de Chrostek y Tousseau
  • vasodilatación
  • artritis
  • alopecia
  • necrosis glomerular y tubular
  • lesiones hepatocelulares con degeneración periportal
  • hipersensibilidad neuromuscular.
  • El déficit de magnesio ocurre generalmente cuando existen déficits de calcio y de potasio (cuando la concentración sérica de magnesio desciende a menos de 1 mEq/litro).

Exceso
El exceso se da en:
  • La enfermedad de Addison.
  • Nefritis crónica.
  • Insuficiencia renal aguda y la ablandación de las glándulas suprarrenales.
Entre los signos y síntomas de hipermagnesemia destacan:

  • Somnolencia.
  • Depresión del sistema nervioso central.
  • Arritmias cardiacas.
  • Aumento de la velocidad de conducción auriculoventricular e intraventricular.
  • Detención cardiaca diastólica y parálisis muscular.
  • Manifestaciones en el E.C.G. que se caracterizan por un aumento de los intervalos P.R. y QRS, elevación de la onda T, bloqueo auriculoventricular de distinto grado y contracciones ventriculares prematuras.
Observaciones
  • El magnesio está contraindicado es casos de insuficiencia renal a dosis ponderal. 
  • La dosis ponderal puede variar de 2 gr./día a 10 gr./día, en el primer caso para el tratamiento de mantenimiento, en el segundo para el tratamiento de la polio. 
  • El magnesio puede dar intolerancias digestivas de tipo diarrea, aunque se utiliza también en el tratamiento de las diarreas. Este efecto puede ser pasajero o bien puede persistir en algunos casos. En estos, se puede emplear por vía intravenosa o intramuscular en solución isotónica 2-4 mg/Kg. de peso al día, teniendo cuidado de vigilar la tensión arterial.